Desde el principio teníamos muy claro lo que queríamos, que la gente comiese bien, y la relación calidad precio estupenda. Yo soy vegetariana, y tuve varios invitados vegetarianos y veganos, celiacos y con diversas intolerancias, adaptaron los menús a nuestras peticiones. ¡Banquete de 10! Hicimos la ceremonia allí, y a pesar de que nos llovió, fue maravilloso.