Mejor imposible

La mejor elección que pudimos tomar es casarnos aquí. Todo salió perfecto, ni un solo fallo, todo lo que pedíamos lo hacían sin ningún problema. La comida increíble, muchos invitados nos dijeron que nunca habían comido en otra boda igual, y que había sido la mejor boda en la que habían estado. Estamos felices y si tuviéramos que recomendarlo no tendríamos ninguna duda. Ahora solo esperamos que otros novios se casen allí y nos inviten para poder volver y disfrutar más de toda la comida y el espacio tan increíble. Maria y Cristina son majísimas y hacen que salga todo perfecto.