El sitio es precioso y todos los invitados quedaron encantados con la decoración, está muy cerca de Madrid y tienen varios salones dependiendo del número de invitados. El nuestro era el de los tilos con dos fuentes en el jardín y un maravilloso olor a jazmín.La boda quedó como habíamos soñado.