¡Un día mágico!

Teníamos claro que nos queríamos casar en la zona norte de Madrid y nos limitamos a ver sólo 5 fincas en base a recomendaciones y opiniones. Lo que sentimos cuando fuimos a ver por primera vez La Quinta de Jarama no lo sentimos con ninguna otra… El trato de todos los profesionales que allí trabajan, su flexibilidad y profesionalidad y el encanto con el que tienen la finca preparada nos hizo decantarnos por ellos. Nos casamos el 17 de marzo y fue un día mágico. Empezando por el cóctel y la comida, el catering de la finca es extraordinario. ¡Un 10 en cantidad y calidad! Todos los invitados, sin excepción, es lo que más comentan, lo bien que comieron y lo bueno que estaba todo. El maître, al que conocimos el día de la boda, estuvo muy atento en todo momento de nosotros y pendiente de cada detalle para que nosotros nos dedicáramos únicamente a disfrutar del momento. El dj superó con creces nuestras expectativas, con un simple mail explicándole lo que queríamos supo hacer el mejor fiestón de nuestra vida. Imposible no nombrar a Cristina y todo su equipo. Por su trato, su amabilidad, su cercanía y su flexibilidad desde el primer día que nos conocimos. ¡Sólo podemos daros las gracias de verdad por hacer que fuera un día mágico!