Buenas Maria.
Escribimos desde nuestra luna de miel, y solo tenemos recuerdos y palabras positivas hacia vuestra finca y hacia ti.
Cuando preparas una boda, quieres que todo salga más allá de la perfección pero también piensas que eso no es posible. Pues bien, con vosotros hemos vivido la boda de nuestros sueños con todo mega controlado y bien medido y con un servicio de 10000.
Solo daros las gracias de corazón por haber hecho que el día más especial de nuestras vidas fuera tal cual como lo habíamos soñado. Nuestros invitados están encantados con el día que pasaron y eso a nosotros nos hace muy felices.
Muchísimas gracias al personal del día de la boda del primero al último, destacando a la persona que estuvo con nosotros para marcar los tiempos y satisfacernos.
Sin más, si pudiéramos casarnos todos los sábado, os elegiríamos siempre.
Gracias.
Un saludo
Mada y Antonio