Buenos días José Ignacio,

Tan solo te escribo para agradeceros mucho el trato recibido en el montaje de ayer. No nos pudimos despedir, pero ojalá podamos veros pronto.

Como ya te comenté, os doy mi “pin de oro”. Ha sido un placer trabajar con vosotros, lo hacéis todo muy fácil, siempre estáis dispuestos ayudar, respondéis muy rápido y además todo lo hacéis siempre con una sonrisa, así da gusto! Muchas gracias y que tengáis un muy buen día!